Dirección de Arte

El Arte de una Época

Para una película ambientada en el siglo XVII, lograr trasladarse a esa época fue más que un arduo trabajo. Fue necesario estudiar detalladamente los ambientes, vestuario y joyas para lograr verosimilitud. A pesar de que hubo que enfrentarse al tiempo, debido a que actualmente muchas locaciones de aquella época están en ruinas, se lograron los objetivos con creces.

"Dos conceptos importantes guiaron el trabajo de la dirección de arte de "El Bien Esquivo": el concepto del contraste y la noción de austeridad. El contraste como visualización de los conflictos emocionales de la época y también como consecuencia de la iluminación nocturna de velas y antorchas.

La austeridad por que la Lima de principios del siglo era austera, tanto por el estilo impuesto por los Austria en la corte española, como por la relativa novedad del asentamiento español en tierras peruanas.

Esta austeridad domina la arquitectura, la decoración de interiores, la utilería y es igualmente el rasgo distintivo de otro de los aspectos importantes de la dirección artística como es el vestuario, que responde a los cánones cortesanos españoles de elegancia contenida en la vestimenta masculina y de cierta riqueza en colorido y texturas en el caso de vestimentas femeninas.

En el caso de las locaciones se buscaba reproducir en lugares y edificaciones esa mezcla incipiente de rusticidad y elegancia austera de la Lima de la época, donde primaban los elementos básicos de la naturaleza: la piedra, la tierra, la madera, el agua y el fuego."

Augusto Tamayo

Director de Arte