Escenarios

Investigar, ubicar y conseguir locaciones, utilería y vestuario iba de la mano con redescubrir los colores, texturas, volúmenes, modos de vivir y sensaciones cotidianas de la Lima del siglo XVII. Este acercamiento histórico y geográfico llevó al equipo de producción y al Director Artístico, Augusto Tamayo, en busca de conventos, claustros, iglesias, refectorios, reposteros y los más diversos objetos de uso cotidiano que estuvieran finalmente en armonía silenciosa con el imaginario que planteaban los acontecimientos descritos en el guión de la película.

 

Diego Bertie en Ticlio -en los Andes peruanos- a más de 5000 metros sobre el nivel del mar.
Juliana Abensur
Cooordinadora de Producción
   

Antes
Después
Casona de las Trece Monedas
Buena parte del trabajo consistió en acondicionar y "ambientar" locaciones seleccionadas. Utilizando utilería pertinente los espacios existentes, en su mayoría monumentos históricos de la ciudad de Lima, se transforman en escenarios de la época.
Una procesión religiosa en la Plaza de Toros de Acho.
Vida cotidiana en una calle de Lima ambientada en el Hospicio Ruiz Dávila en el Centro Histórico de Lima.
Vestuario, utilería y escenografía se conjugan para reproducir la vida diaria en la Lima del siglo XVII.