Joyería

La creación de las joyas para una película histórica como "El Bien Esquivo" tiene que ser consecuencia de un estudio preliminar profundo del vestuario típico del periodo. Epoca que se origina en el reinado de Felipe III y que siendo tan importante se proyecta en los reinados sucesivos definiendo la moda del vestido y la joyería hasta bien entrado el siglo XVII.

Claudia Stern
Joyería

Leyendo el guión traté de entender la atmósfera de las varias escenas donde se usaban joyas. Conversando con Augusto Tamayo fue claro que el uso de la joyería en la película sería sobretodo de dos tipos : Las piezas para los personajes religiosos que son solo masculinos y las piezas para la escena de la iglesia donde aparecen mujeres ricas e importantes de esa sociedad . Al primer grupo pertenecen anillos de grandes dimensiones hechos siempre y solo en oro, con piedras preciosas centrales muy grandes que debían demostrar el poder de la persona .Eran usados de preferencia en el dedo índice y no se limitaba a un solo anillo por mano. También están las cruces pectorales que eran obviamente piezas indispensables en el atuendo de un personaje religioso .Estas eran muy ricas y de formas variadas, el tipo más usual era la cruz latina con o sin Cristo, adornadas muchas veces con esmeraldas de la actual Colombia, talladas en tabla y con el pie formado por otra piedra de talla pentagonal. Para la escena de la iglesia donde aparecen sobre todo mujeres de la sociedad rica del periodo, tuve que escoger algunos elementos de ornamento que dieran al personaje la categoría social a la que pertenecía.

.Se usaron collares de garganta ( que rodean el cuello por debajo de los cuellos rizados o lechuguilla) ; el joyel ( pequeño pendiente de alto valor material). Las perlas estaban muy de moda por lo cual se usaban mucho largos hilos de perlas de una o varias vueltas como los aretes de aros con perlas pendientes. Las cruces devocionales eran otro ornamento importante de las mujeres de todas las clases sociales y sobretodo en este periodo llegan a alcanzar grandes dimensiones. Dentro de las joyas de uso masculino, el espejo y modelo de los caballeros era la figura del Rey, como sucedía en tiempos de Felipe II. La moda masculina era sobria, aunque exigía algunos pequeños detalles en la vestimenta como los botones que cerraban el jubón, en diferentes formas a veces adornados con piedras diminutas. El único anillo que se creó para un personaje masculino civil es el del protagonista Jerónimo. Este anillo es un recuerdo de su padre que lleva siempre con él y que deja como regalo a Inés .Tuve dificultad en encontrar una documentación para este anillo, tenía que ser simple y sin la piedra central como se usaba en esa época. Finalmente se usó como modelo una foto del botín de un barco pirata encontrado en estos últimos años, un anillo de oro macizo, con signos de mucho uso que me llamó la atención entre los doblones españoles.

Detalle de collar de perlas
 
Detalle de anillos.